Información sobre reservas

Teléfono     927 67 10 73

Móvil            651 33 06 92

casarural.azabal@gmail.com

© 2013 casaruralazabal Fachada de la Casa Rural Azabal en 1974 enRobledillo de Gata

Sierra de Gata, unas fotos históricas del paisaje desde Robledillo de Gata

Paisaje Natural y Sierra de Gata

Este fin de semana nos hemos propuesto el plan de rescatar algunas fotos de la Sierra de Gata históricas de nuestro archivo. Tomadas en los años 1974 y 1975, estas fotografías nos permiten imaginar, y para algunos recordar, como tenía que ser el estilo de vida que había entonces.

Sierra de Gata

El Paisaje y la Historia

La riqueza paisajística es un legado de la historia de nuestros pueblos que debemos conservar y potenciar, siendo la máxima forma de expresión de la biodiversidad de nuestro territorio y un recurso fundamental para el presente y futuro desarrollo de nuestra comarca.

Según el Convenio Europeo del Paisaje del Consejo de Europa (Florencia, 2000):

Paisaje es cualquier parte del territorio, tal como es percibida para las poblaciones, cuyo carácter resulta de la acción de factores naturales y/o humanos y de sus interrelaciones.

Una de las claves fundamentales para el éxito de una política del paisaje, es de acuerdo con la Convención Europea, la participación ciudadana y la participación de las autoridades locales.

Hace 40 años, el entorno del pueblo se entendía como clave para su desarrollo gracias a las actividades agrícolas y ganaderas. Se puede observar claramente como había una gran cantidad de huerto y plantaciones bien cuidadas y en plena capacidad productiva. Los rebaños de cabras recorrían toda la Sierra de Gata, manteniendo los caminos abiertos y en uso, y los montes limpios de rastrojos y de malas hierbas.

Al paisaje se percibía como un recurso de todos, y un elemento fundamental para mejorar la calidad de vida, el desarrollo económico y social, llevando aparejado sin saberlo, una sostenibilidad ambiental, natural y cultural.

La transformación del paisaje

Los paisajes sufren transformaciones, tanto por la acción de la naturaleza como por la actividad humana.  Estas transformaciones en ocasiones pueden amenazar sus valores ecológicos, visuales y culturales, y otras veces, pueden ser necesarias para su  conservación, como la construcción de cortafuegos que eviten males mayores.

Sierra de Gata

 

La Sostenibilidad es el estado o calidad de la vida en la cual las aspiraciones humanas puedan ser satisfechas manteniendo la integridad ecológica. Las acciones humanas deben permitir que la interacción con el medio ambiente y el desarrollo humano se debe mantener a lo largo del tiempo. El concepto de Sostenibilidad plantea tres objetivos básicos:

– Ecológico. Representa el estado natural (físico) de los ecosistemas, los cuales no deben ser degradados y tienen que mantener sus características principales esenciales para la supervivencia a largo plazo.

– Económicos. Una economía productiva que proporcione ingresos suficientes para garantizar la continuidad en el manejo sostenible de los recursos.

– Sociales. Los beneficios y costos deben distribuirse equitativamente.

Desde el plano físico, hay que tener especial cuidado en no agotar de forma indiscriminada los recursos que van a ser fundamentales para las generaciones futuras. En el caso de un turismo natural, esos recursos claves para conservar son la tranquilidad, la belleza, los olores, las sensaciones, los colores, la fauna, etc.

Pero no hay que olvidar los otros objetivos, y para eso es necesaria la intervención de las administraciones en todos los niveles para llevar acciones que permitan el desarrollo  económico y social, y que estas integren todos los elementos de la ecuación, territorio, paisaje, medio ambiente, economía productiva, actividades recreativas y de ocio, y un desarrollo histórico, cultural y social.

Sierra de Gata

Por nuestra parte, además de seguir manteniendo nuestras pequeñas explotaciones agrícolas y de miel, hace muchos años nos embarcamos en la aventura de construir y mantener nuestra Casa Rural Azabal, rehabilitando un edificio para dotarlo de los servicios y comodidades necesarias para la vida actual, y que nuestros visitantes puedan disfrutar de unos días en un entorno natural como poco quedan pocos.